Centurias

Artículos Destacados

Misceláneo

2012 LOS MEGAEVENTOS

Fecha:
Tamaño del texto:
x1 x2 x3 x4

Ya es bueno que nos sinceremos. El año 2012 es un año de cambios para los antiguos Mayas. En eso estamos todos de acuerdo. Pero, ¿qué tipo de cambios?

Algunos dicen que es un acabose mundo y otros que son cambios espirituales. Todos de alguna manera tienen su propia visión de este hecho. Lo que si es certero es que las profecías mayas nos hablan del Sexto Ahau (Sexto Sol) que comenzará el 21 de diciembre de 2012. Ese día se iniciará un período de 5200 años. No es el fin del mundo como han malinterpretado personas fuera de la tradición maya. Y curioso que los Mayas hablen del sexto sol porque justamente la actividad solar se vera excesivamente incrementada según los científicos.

Sabemos, sin embargo, que mediante un desplazamiento de su eje de rotación, la tierra puede sufrir cambios profundos, y los mayas eso lo sabían. Muchos creen que se deben a eventos solares sin embargo, los mayas sabían que a partir de ese movimiento se producirían grandes cataclismos. Y lo sabían porque esos ciclos son propios de las estrellas, planetas y astros en general. No por nada se establecieron dentro del área de influencia del cinturón de fuego del pacífico. Y curiosamente ya no hablamos de terremotos como cada año ocurren en todas partes del mundo. A medida que nos acercamos al año 2012 y avancemos a través del siglo XXI (2000 - 2099) presenciaremos megaterremotos, erupciones increíbles, eventos climáticos demasiado extraños como para situarlos dentro de una normalidad científica. Esa es la diferencia. Megaterremotos con intensidades superiores a 7 grados y cercanas a los 9 grados Richter (Chile 8,8 grados) incluso más (Japón 8,9 a 9,1 grados). Y los megaterremotos además de provocar en muchos casos, tsunamis de proporciones, también cambian en centimetros significativos el eje de la tierra (Chile y Japón). Y la sumatoria de esos cambios significativos del eje terrestre conlleva además cambios climáticos, sin duda alguna y por ende a eventos ecologícos nunca antes vistos. Pero no sucederá nada el 21 de diciembre del 2012. No existirá una extinción global instantánea. Los procesos nos hablan de otra cosa. De una serie de procesos de megacambios en la dinámica del eje terrestre, del geomagnetismo, etc. El séptimo milenio de Nostradamus comienza en el año 2000. Curiosamente el 11 de agosto de 1999 tuvo lugar un eclipse solar que sería el último del siglo XX.

Pero analicemos los hechos y tengamos memoria:

Curiosamente muchos no saben pero el año 2010 se inicia con el terremoto de las Islas Salomón de 2010 que fueron una serie de sismos grandes ocurridos en las Islas Salomón, el 3 de enero de 2010, con una magnitud de 7,2, resultando en un tsunami. El terremoto de magnitud 7,2 fue la mayor en una serie de nueve terremotos, cada uno de ellos mide más de 5,0 grados Richter de potencia en las Islas Salomón en los días anteriores. Un segundo terremoto de 6,5 también atacó el área justo dos horas antes del temblor de 7,2.

Y luego el de Haití el 12 de enero del 2010 con más de 200.000 muertos, y de una intensidad de 7,3 grados Richter pero este terremoto no movió el eje terrestre.

Muchos me dirán pero si Haití está en el Caribe no en el océano Pacífico. Pues bien, sepamos que el cinturón de fuego empuja las placas hacia el caribe.

Pero vino el de Chile, el 27 de febrero del 2010, con 8,8 grados escala Richter que si movió el eje terrestre en casi 10 centímetros. Luego el de México, en la baja California también de 7,2 grados el 6 de abril del 2010 no hubo cambios en el eje.

El terremoto de Taiwán de 2010, que tuvo una magnitud de 6,4 grados en la escala de Richter, ocurrió el 4 de marzo de 2010 a las 8:18 hora local (0:18 UTC). Su epicentro estuvo localizado en una zona montañosa al sureste de la isla de Taiwán, en el condado de Kaohsiung. Ha sido el terremoto más potente en la región de Kaohsiung desde 1900.

Luego el terremoto de China, sacudió la Provincia de Qinghai, ocurrido el 13 de abril del 2010 con 6,9 grados. El terremoto de Filipinas de 2010 fue una seguidilla de seísmos registrados el día 24 de julio a las 14:00 hora local y afectó a la ciudad de Quezon City. El 1º fue de 7.3, el 2º de 7.6 y el 3º de 7.4 en escala de Richter.

El Terremoto de Puerto Rico del 16 de mayo del 2010 fue un sismo registrado a las 1:16:23 am. (hora local), en la ciudad de Moca, a unos kilómetros de la ciudad de San Juan de Puerto Rico. Tuvo una magnitud de 5,7 grados en la escala de Richter. Luego del sismo inicial se registraron 22 réplicas, una de ellas mayores a 5 grados.

El terremoto de Vanuatu de mayo de 2010 o el terremoto de Luganville de 2010 fue un sismo registrado el jueves 27 de mayo de 2010 a las 5:14:48 PM (UTC) (viernes 28 de mayo de 2010 a las 4:14:48 AM, hora local). Tuvo una magnitud de 7,2 grados en la escala sismológica de magnitud de momento (según el USGS fue de 7,1).
Vanuatu, oficialmente República de Vanuatu, es un país insular localizado en el océano Pacífico Sur. El archipiélago, que es de origen volcánico, se ubica a unos 1.750 km al este de Australia, 500 km al noreste de Nueva Caledonia, al oeste de Fiji y al sur de las Islas Salomón, cerca de Nueva Guinea. Su nombre colonial era Nuevas Hébridas; este nombre sólo es usado para referencias históricas

El terremoto de Calama de julio de 2010 ocurrió el domingo 11 de julio de 2010 a las 20:11. Según el Servicio Geológico de Estados Unidos, el sismo tuvo una magnitud de 6,4 grados en la escala de Richter y su epicentro estuvo localizado a 68 kilómetros de la ciudad de Calama, en la región chilena de Antofagasta. En tanto el hipocentro estuvo localizado a 7 kilómetros de profundidad. Debido al origen cordillerano del sismo, o se emitió ninguna alerta de tsunami.

Luego vino el de Ecuador el 12 de agosto del 2010, que alcanzó 7,2 grados, pero no hubo cambios en el eje.

El terremoto de Sumatra de octubre de 2010 fue un terremoto de 7,7 que sacudió la isla de Sumatra, Indonesia, el 25 de octubre de 2010.

Un Terremoto de magnitud 7,3 sacudió también la isla Okinawa en el sur de Japón en las primeras horas del sábado 22 de Diciembre del 2010.

El terremoto de Nueva Zelanda ocurrido tanto en septiembre del 2010 de 7,1 grados Richter como el de febrero del 2011 que experimentó los 6,3 grados Richter.

Finalmente el 11 de Marzo del 2011 Japón fue victima de un megaevento que provocó un cambio de hasta 25 cms. aproximadamente en el eje de la tierra y con 8,9 a 9,1 grados Richter. La cuenca del Pacífico tiembla. Y provocará nuevos megaterremotos. Y curioso, si observan un mapa del cinturon de fuego Japón y Chile son países que se sitúan en dos costados del cinturón.

En pocas palabras estos movimientos vienen focalizándose conforme al cinturón de fuego del pacífico. Sea movimientos de placas tectónicas o sea acomodo de éstas. Lo curioso y demasiado extraño que los organismos pertinentes nunca han dicho nada sobre el particular o mejor dicho sobre esta inusual actividad de megaeventos alrededor de dicha falla. Es muy probable que Chile nuevamente sufra los embates de un megaterremoto antes del 2012 y de hecho en su zona norte y sur del Perú se está a la espera de un evento. También México o la baja California pueden sufrirlo, o la famosa falla de San Andrés. Centroamérica tampoco está ajena a estos embates o el caribe. Ecuador incluso. Extrañamente estos terremotos se mueven casi como las agujas de un reloj. Pero de manera inversa. Localicen los eventos en el mapa que ilustra este comentario y se darán cuenta.

También es probable que ocurra otro megaevento en el sudeste asiático que ya sufrió los embates de un poderoso tsunami causado por un terremoto años atrás. O Australia, Nueva Zelanda o los archipiélagos del Pacífico (Polinesia). O nuevamente Japón. Lo cierto es que cada vez serán mayores los megasismos alrededor del cinturón de fuego del Pacifico. Pero, también no están ajenos a estos sucesos, las erupciones volcánicas. Veremos volcanes que no respetarán sus ciclos y otros que despertarán inusualmente. Otros que erupcionarán y que no se conectan visiblemente con el cinturón del pacífico sino que se conectan interiormente pese a sus lejanías. Provocando cambios geológicos y climáticos. Sepan entonces, que todas las placas tectónicas están conectadas entre sí, y el acomodo o ajuste de una implica el acomodo o ajuste de la placa colindante como un vaivén. Y esto o bien se desconoce o bien recién se está conociendo.

¿Predecirlos? Yo creo que nadie puede hacerlo. ¿Fin de mundo? Tampoco. Lo único cierto es que la tierra se está acomodando, cambiando su ciclo, tal vez su propio eje y eso está ocurriendo y hay que estar preparados. Siempre hemos mirado al cielo escudriñando celosos por tratar de prevenir algún impacto que provenga del espacio. Pero, ¿no será que nuestro impacto esté bajo nuestros pies?

"Eppur si muove", decía, según dicen, un Italiano. Y los Mayas algo sabían. (Sigue leyendo la II parte de "2012 LOS MEGAEVENTOS")