Centurias

Artículos Destacados

Misceláneo

CUARTETA 97-98-99-100

Fecha:
Tamaño del texto:
x1 x2 x3 x4

XCVII

Romano Pontífice guárdate de acercarte,
De la ciudad que dos ríos bañan,
Tu sangre irá cerca de allí a ser esculpida,
Tu y los tuyos cuando florezca la rosa.

Resulta que esta cuarteta ha sido una de las más controversiales en la década de los ochenta. Motivo: La alarma pública generada en 1986 bajo la interpretación de uno esos “estudiosos” de Nostradamus llamado Jean Charles Fontbrune, dado que Juan Pablo II visitaría Lyon en 1986 y justamente no pasó nada. Eso porque ese “Estudioso” interpretó literalmente a Nostradamus. Así vemos por ejemplo que el verso “Cuando florezca la rosa” fue interpretado cuando florezca el socialismo en Francia pero con la llegada de los socialistas al poder en Francia en la década de los ochenta. Y también fue por que Lyon es una ciudad que es bañada por dos ríos. ¿Curioso no?.

Pero, este señor jamás revisó la historia porque seguramente sus intereses creados y quizás su afán mediático y demasiado esotérico le tapaban los ojos. ¿Se han fijado que la mayoría de las Cuartetas que hemos descubierto hasta ahora casi ninguna salvo dos o tres, creo, han sido sobre el futuro?.A Nostradamus jamás hay que leerlo de manera literal. Al profeta hay que leerlo como Nostradamus. Empatía mental podríamos llamarlo, pero se trata pensar como él.

Dentro de todas las cosas que me atraen, una de ellas es ver las series de Ciencia Ficción y me he encontrado sin querer con un episodio de la serie de Televisión Star Trek The Next Generation, pues bien, lo interesante es que hay un capítulo en particular: El capítulo llamado “Darmok” (Capítulo 2, de la 5° temporada).
Ahora bien, ustedes se preguntarán qué tendrá de particular ese episodio y qué relación guardará con Nostradamus. Pues, en ese episodio, a modo de breve resumen, trata de una nueva raza que encuentran los del Enterprise. Lo particular de esa nueva raza es que se comunican con imágenes, Y justamente los el Enterprise bajo todos los medios tecnológicos y quizás humanos apenas al final del episodio se dan cuenta de que tipo de lenguaje habla esa nueva raza. No pueden comprender la manera lingüística de comunicación. Y este episodio, dado todo lo que he leído de Nostradamus, me hizo pensar que justamente Nostradamus se comunica casi de la misma manera. Y francamente he visto el capítulo una docena de veces y quedo sorprendido cada vez. Incluso esa nueva raza recoge elementos mitológicos tal como también lo hizo Nostradamus. Como ejercicio únicamente de observación, consíganselo y véanlo. Porque, pese a que es una serie de Televisión y de Ciencia Ficción, su aporte sin proponérselo es más que significativo para comprender la estructura Nostradámica. Si no lo tienen yo perfectamente podría facilitar dicho capítulo.

Bueno Volvamos a lo nuestro: Dentro de esta cuarteta hay una clave que el señor Fontbrune jamás consideró y es el último verso “Tú y los tuyos” que es una frase, por cierto, alarmante. "Los tuyos" son los obispos, sacerdotes, adeptos, fieles, seguidores de la iglesia católica romana. Y esta frase alude a una advertencia también a ellos. Y esto, lisa y llanamente es una persecución religiosa. Y por el grado de tolerancia del siglo XX en Europa, post Segunda guerra mundial, eso jamás sucedió, sobre todo con los católicos. A no ser que se trate de una cuarteta que vaya demasiado más allá en el futuro. Cosa que encuentro improbable por el contexto de la cuarteta misma. Por deducción, entonces, es una cuarteta anterior al siglo XX

Sabemos que los católicos fueron perseguidos en tiempos del Imperio romano , pero ese tiempo es demasiado anterior a Nostradamus. Pero, también sabemos que éstas también se dieron en tiempos de la revolución Francesa y que fueron realmente sanguinarias, así como en Inglaterra después del cisma provocado por Enrique VIII. Entonces, tenemos un par de sitios donde buscar.¿no creen?

Vayamos ahora a lo nuestro:

El primer verso “ Romano Pontífice...” es un clara referencia a un Papa y lo que continua del verso es una advertencia a todas luces: “guárdate de acercarte”. El segundo verso, identifica a la ciudad donde no tiene que acercarse ese Papa: “de la ciudad que dos ríos bañan”. Peror no dice que en esa ciudad, dice cerca de ahí.( "cerca de allí").

Como dato: Sepamos que, Lyon está dentro de esas ciudades que bañan dos ríos, en este caso el Ródano y el Saona. Cosa que sí sabía Fontbrune. Pero lo que no dedujo inteligentemente es que Lyon es una ciudad de las región Ródano- Alpes. Justamente la región donde se encuentra Valence-sur-Rhône. A pocos kilómetros de Lyon. Y este Valence, también llamada Valence-sur-Rhône y antiguamente en idioma español, Valencia de Francia, es un municipio francés, situado en el departamento de Drôme y en la región de Ródano-Alpes. Ahora bien qué tiene de particular este dato. Pues, es ahí donde fue llevado prisionero Pío VI (“Romano Pontífice”),una vez capturado por las fuerzas de la convención de la Francia revolucionaria. Recuerden que la cuarteta no dice que la sangre del Romano Pontífice será esculpida en la ciudad que dos ríos bañan, sino “ cerca de allí”. Y esto mis queridos Nostranautas es decisivo. Y es en ese lugar, en Valence-Sur- Rhône donde morirá en cautiverio(“tu sangre irá....a ser esculpida”)
Por ello la clara advertencia de Nostradamus a titulo personal “guárdate de acercarte de la ciudad que dos ríos bañan. Tu sangre irá cerca de allí a ser esculpida,” Y difiere de la cuarteta .

Vayamos a la historia para indagar más:

Así, con la finalidad de desmantelar la Iglesia Católica, Apostólica y Romana — ya que la revolución se caracteriza por la idea de la rebelión del hombre frente a Dios— se van sucediendo cronológicamente una serie de disposiciones revolucionarias:

4 de agosto de 1789: Abolición de los derechos feudales por la Asamblea Nacional.
24 de agosto de 1789: Votación por la supresión de los diezmos.
2 de noviembre de 1789: Nacionalización de los bienes del clero y su conversión en bienes nacionales para su posterior venta en beneficio del Estado.
Estas medidas, que anulan en definitiva el poder de la Iglesia Católica en Francia, tienen diversas consecuencias, tales como: la separación Iglesia-Estado y la formación del primer Estado aconfesional, la desaparición del patrimonio artístico francés, la asunción por el Estado de la educación y la asistencia social por el desmantelamiento de la red educativa, y asistencia de la Iglesia y la manutención del clero por el Estado.

Esta última consecuencia —la desamortización de los bienes de la Iglesia— la lleva a la pérdida de su independencia económica.
Febrero de 1790: Primer juramento de obediencia a la Constitución; se trataba de una simple declaración de fidelidad a la nación, al monarca y a las decisiones de la Asamblea Constituyente. La totalidad del clero prestó su juramento, con la excepción del obispo de Narbona, Mons. Dillon.

13 de febrero de 1790: Abolición de los votos religiosos, lo que significa la supresión de las órdenes regulares. Se exclaustra a monjas y frailes, se incautan o incendian muchos conventos.

12 de julio de 1790: Aprobación de la Constitución Civil del Clero, que es la base angular de la instauración de una nueva iglesia y la destrucción total de la vigente hasta entonces. Esta reordenación consiste en diseñar de nuevo las diócesis, que deben coincidir con los límites de los departamentos. Sin embargo, esta medida significa la supresión de 53 diócesis. Al mismo tiempo que se produce la reordenación parroquial, en realidad, se da la supresión de cuatro mil parroquias.

18 de agosto de 1791: Supresión de las congregaciones seculares. Estas medidas reducen los efectivos de la Iglesia Católica a los sacerdotes diocesanos; y para ellos también hay una medida de reorganización, que les pondrá a las órdenes directas del Estado.
En cuanto al personal de la nueva iglesia, la elección de los obispos y párrocos por una asamblea de electores (ciudadanos activos), pero que por el censo está reducido a las clases más acomodadas de la sociedad. Además, la ordenación de los sacerdotes será por los obispos, pero estos serán por el metropolitano y no por el Papa: es la ruptura con Roma. Se reorganiza la Iglesia Francesa sin contar con Roma. Se introduce el culto a la Diosa Razón.

Se obliga a jurar la Constitución a obispos, sacerdotes y religiosos, con lo cual se origina un cisma (juramentados y refractarios). Se persigue (muerte o deportación) a quienes no juran. La enseñanza, antes muy dirigida por la Iglesia, ahora es pública y laica. La Primaria queda abandonada.

Como el nuevo clero depende del Estado en su organización y manutención y cumple una función pública como el resto de los funcionarios del Estado, sus miembros deben jurar ser fieles a la nación y apoyar con todo su poder la constitución decretada por la asamblea nacional. Empero, estas medidas que eliminan a la Iglesia Católica francesa cuentan con la total oposición del Papa Pío VI, con lo que se da comienzo al cisma de una iglesia galicana subordinada al poder civil, al margen de la autoridad pontificia, de estructura episcopalista y presbiteriana, donde los obispos y los párrocos eran elegidos por el pueblo y los nombramientos episcopales serían solamente notificados a Roma.

Entre los miembros del episcopado únicamente cuatro renegarán de la fidelidad a Roma: Talleyrand, obispo de Autun; Loménie de Brieme, Cardenal arzobispo de Sens; Jarente, obispo de Orleans; y Lafont, obispo de Viviers. Entre los miembros del clero se calcula en un 53% los refractarios al juramento y reconocimiento de la ruptura con Roma. En cuanto al pueblo creyente, éste se suma a la oposición al clero oficial y asiste a ceremonias clandestinas. El Papa Pío VI prohibió el juramento y excomulgó, el 12 de marzo de 1791, a los sacerdotes que lo prestaran.

El rechazo a la reorganización eclesial es respondido por las autoridades civiles revolucionarias con fuertes medidas:

29 de noviembre de 1791: el clérigo que no jure en ocho días será puesto bajo vigilancia.
27 de mayo de 1792: se vota un decreto que sometía a la deportación más allá de las fronteras a cualquier eclesiástico al que veinte ciudadanos denunciaran como no juramentado y al que el distrito reconociera como tal.

10 de agosto de 1792: se aprueba la famosa ley de sospechosos, donde el clero refractario forma uno de los colectivos considerados enemigos declarados de la revolución.
26 de agosto de 1792: se redacta la ley de deportación general de todos los miembros del clero que se hayan opuesto al juramento.
2 de septiembre de 1792: una banda de revolucionarios sacó del carruaje en que se conducía a la prisión a tres sacerdotes refractarios y los colgó; comienzan así las Matanzas de Septiembre. (“...y los tuyos...”)
Las masacres empezaron con el degüello de 23 sacerdotes encarcelados en la prisión de la Abadía por unos federados marselleses y bretones. Un grupo de los 150 sacerdotes que estaban encarcelados en el convento de las Carmelitas, se rindió. Cuando llegó el grupo ejecutor al convento, los sacerdotes se dirigieron a la capilla en la que fueron asesinados a golpes de pico, de hacha y bastón. En este lugar fueron "juzgadas" y "ejecutadas" más de 300 personas. Stanislas-Marie Maillart ejecutor de las órdenes del Comité de vigilancia, condenó, uno a uno, a todos aquellos que se presentaron ante él "a la fuerza". Cuando se abrieron las puertas del convento y salieron, los condenados cayeron todos bajo las picas o las bayonetas; esta masacre duró toda la noche. (“... y los tuyos...”)

Ese mismo día, 4 sacerdotes fueron asesinados en la iglesia de Saint-Paul Saint Louis. Las matanzas se llevaron a cabo durante cinco días en las demás cárceles: en la Conserjería, en la Prison du Grand Châtelet, en la Force en Salpêtriére, Bicêtre y en la Prison des Carmes. Más de mil monárquicos —aproximadamente unos doscientos cincuenta sacerdotes— y presuntos traidores apresados en diversos lugares de Francia, fueron sometidos a juicio y ejecutados; es el primer asesinato colectivo. (“...y los tuyos...”)

3 de septiembre de 1792: se redacta un nuevo juramento en el cual se debe comprometer el juramentado a mantener la libertad, la igualdad y la seguridad de las personas y propiedades.

Marzo de 1793: los sacerdotes subsistentes en territorio francés que se negaron a jurar la Constitución Civil del Clero —llamados curas refractarios— quedan condenados a muerte. Estas medidas causan la salida de más de cuarenta mil exiliados de condición religiosa, seis mil de los cuales recalan en España y ayudarán a acrecentar desde el catolicismo español un sentimiento contrario al revolucionario francés, que se materializará en 1808 en la lucha contra Napoleón.

5 de octubre de 1793: se sustituye el domingo por el decadi.
A partir del 6 de noviembre de 1793, la Convención permite la supresión del culto y los miembros del clero constitucional se ven obligados por las circunstancias adversas a renunciar a sus cargos. El único culto cristiano que permanece es el que se celebra de forma clandestina.
23 de noviembre de 1793: se decreta que todas las iglesias y templos serían cerrados.

Es bien sabido por la historiografía actual que la revolución francesa fue el germen del socialismo moderno. El pueblo en armas. El estudio del socialismo se inicia a partir de la Revolución Francesa en 1789, que causó el derrocamiento de la clase feudal francesa y la ascensión al poder de la burguesía. En el siglo XVIII y XIX los principales países de Europa desarrollan el proceso de sustitución del feudalismo por el capitalismo como sistema económico, y los estados feudales se unen para formar las modernas Naciones-Estado.

En el contexto de la Revolución Francesa aparece François Babeuf, el primer pensador socialista. Y el socialismo es simbolizado por una rosa (“ cuando florezca la rosa”). En esto último si tenía razón Fontbrune. Sólo que se había equivocado en el tiempo y de lugar.

Finalmente recordemos algo de cómo fue la muerte de Pío VI. Falleció en Valence-sur-Rhône, Francia, el 29 de agosto de 1799. Permaneció insepulto hasta febrero del año siguiente, que lo enterraron en el cementerio local de Valence. (“Tu sangre irá cerca de allí a ser esculpida”). En 1802 sus restos fueron trasladados a las grutas vaticanas de Roma.

El concepto “esculpida” puede sinonimizarse con tallada, grabada. Y claro que lo fue si consideramos que permaneció insepulto un año después de su muerte.
Señor Fontbrune, la cuarteta ha sido aclarado de manera correcta.

XCVIII
Quien de sangre rocía el rostro,
De la víctima próxima sacrificio,
Temiendo en Leo, augurios por presagio,
Pero llevado a muerte por la prometida.
Arreglemos estos versos: "Quien rocía el rostro de sangre de la próxima victima (al) sacrificio”. En pocas palabras. Nostradamus nos habla de una suerte de ejecutor o verdugo..

Primera deducción: Convengamos que el concepto “ Quién rocía el rostro de sangre” es una persona.

Segunda deducción: A partir de la primera deducción, estimo que estamos frente a una metáfora.

Tercera deducción: El rostro, aunque parezca demasiado obvio, es la cara, rociarlo con sangre es una idea que no existe en ningún ritual previo a la muerte, históricamente hablando, por tanto la metáfora apunta a quien ordena sacrificar a alguien..

Sepamos que usualmente cuando se decapita a alguien el rostro usualmente queda manchado de sangre. La separación de la cabeza del resto del cuerpo humano produce la muerte: existe una gran salida de sangre del cuerpo decapitado y de la cabeza.

Sabiendo eso y sabiendo que en Francia, hogar de Nostradamus se hizo de la decapitación, “la muerte mas humanitaria” que podría procurarse sobre todo en el período de la revolución francesa . Y queda más respaldada esta idea de búsqueda dado que las tres primeras deducciones apuntan a un personaje que seleccionaba a quienes iban a ser decapitados. Muy propio de la Convención en tiempos revolucionarios.

Pero antes de ir a la historia sepamos que debemos buscar a alguien dentro de ese contexto que primero tuviera el poder de enviar victimas al cadalso y fuera traicionado por su prometida o novia. Vayamos a la historia::

El 9 de Termidor del año II (27 de julio de 1794), Robespierre (“Quien de sangre rocía el rostro”) anunció que iba a denunciar ante la Asamblea a nuevos traidores a la revolución. (“De la víctima próxima sacrificio,”).
Todo el hemiciclo, aterrado ante la posibilidad de figurar en la lista de futuros depurados, comenzó a dar gritos, impidiéndole pronunciar palabra alguna. Ante la violencia de los diputados, Robespierre abandonó la sesión acompañado por sus más acérrimos seguidores. (“Temiendo en Leo, augurios por presagio,”).
Recordemos que Leo es un signo zodiacal que empieza el 22/07 y termina el 21/08. En el fondo, la convención nacional revolucionaria temiendo que en la próxima lista que entregaría Robespierre, el 27 de Julio donde muchos de la convención podrían caer victimas del terror de la decapitación, decide complotar y perseguir a Robespierre. ("Temiendo en Leo, augurios por presagio")

Pero sigamos:

Robespierre, se refugió en la Comuna de París, el único lugar que le prestó apoyo. Esa misma noche, el ejército, siguiendo órdenes de la Convención, asaltó la Comuna, que se había ido vaciando a medida que pasaban las horas. Sólo en el ayuntamiento permanecía un grupo de leales suficiente como para presentar combate. El edificio, tras un tiroteo durante el cual Robespierre resultó herido de un disparo en la cabeza (no se sabe si fue autoinflingido o producto de la escaramuza), cayó en manos termidorianas. Robespierre fue conducido rápidamente al mismo patíbulo en el que decenas de miles de personas habían muerto por orden suya, siendo guillotinado junto a 21 de sus partidarios, como Saint-Just y Georges Couthon. Curiosamente, un grupo de vecinos, partidarios de los jacobinos, se congregó en la plaza a insultar a los que iban a ser ajusticiados, como hacían todos los días, sin saber de quienes se trataban.

El cuerpo de Robespierre fue enterrado junto a los de los otros 21 condenados en una fosa común en el cementerio de Errancis, en la cual fue vertida cal viva, a fin de borrar todo rastro. Su caída acabó con el Terror y a la vez con el impulso democrático de la República.

Según el libro "Historia de las persecuciones políticas y religiosas”, Robespierre pasó en la carreta de los condenados rumbo al cadalso en la misma calle donde vivía justamente junto a los Duplay. Sólo miró hacia arriba , mientras ella(Eleonore Duplay) también lo observó pasar junto a los otros condenados y cerró la ventana.

La sexualidad de este misterioso personaje es un auténtico enigma. Enfermizo (su médico lo visitaba todos los días), no se le relaciona con mujer alguna. De 1791 hasta su muerte, vivió en casa de un pequeño burgués de la Rue Saint-Honoré, el ebanista Duplay, que trató de casarlo con una de sus hijas. Tras su muerte, todos los Duplay fueron a la cárcel, algunos durante muchos años. Excepto, Eléonore Duplay que no se casó y vivió el resto de su vida añorando a su gran hombre, pero ¿quién era ese gran hombre?.

Muchos de los contemporáneos y los historiadores han sugerido que puede haber sido su amante, incluyendo Vilate, un miembro del jurado en el Tribunal Revolucionario, que dijo que Robespierre " vivía maritalmente con la hija mayor de sus tropas ", en referencia a Eléonore. Después de su muerte ella usualmente vistió de negro para el resto de su vida, nunca se casó, y fue conocida como la Veuve Robespierre (la Viuda Robespierre). Tal vez lo amó mucho quizás no o tal vez se sintió culpable el resto de su vida de alguna traición que ni la historia sabe. ¿Por qué fue la única que no fue a la cárcel después de la muerte de Robespierre,(28/07/1794) como toda su familia? (“Pero llevado a muerte por la prometida”).
Está claro que hubo una suerte de conspiración en contra de Robespierre. La historia así lo describe. Los conspiradores temían de Robespierre. Temían que continuara su suerte de caza de brujas y la vida de esos conspiradores tambaleaba. ¿Quiénes la integraron y quiénes colaboraron? Si estoy en lo cierto. Eleonore Duplay contribuyó de alguna manera en la muerte de Robespierre o al menos en su caída. Nostradamus así lo señala.

Una última consideración: El concepto original de Nostradamus alude a Prometida, la traducción al francés actual es a Novia. Eleonore Duplay no fue novia en un sentido estrictamente histórico, quizás amante, pero sí fue prometida a Robespierre. La cuarteta ha sido resuelta.
XCIX

Terror Romano que interpretó augurio,
Por gente Gala mucho será vejado:
Pero nación Celta temerá la hora,
Boreas, ejército demasiado lejos lo habrá empujado.

Arreglemos los dos primeros versos de modo de hacerlos mas entendibles, eso sí, sin cambiar la idea que Nostradamus quiere visionarnos. Entonces nos queda:

“Terror, romano que interpretó augurio, por gente gala será vejado mucho:”


El primer vero lo leemos como que existe temor por una interpretación de una profecía. Dicho miedo proviene de alguien o algo relacionado con Roma que interpretó dicha profecía o augurio. En pocas palabras hay detrás de este verso la idea de que existía previamente una profecía. Y “terror romano” Puede apuntar a Roma en un sentido religioso o un sentido de Italiano. Si es en un sentido religioso, entonces, Nostradamus está hablando de la iglesia Católica, cuya sede es Roma. Si es en sentido Italiano, entonces, Nostradamus habla en términos de estructura política. . Luego termina el segundo verso abriendo los famosos dos puntos. Y ya sabemos que indica Nostradamus con ello. Para los que recién se integran a nuestro viaje, diré que esos dos puntos guardan relación con la idea de que los dos últimos versos derivan de los dos primeros como ya hemos descubierto desde un principio.

El tercer verso dice “Pero nación Celta temerá la hora”. Haber detengámonos aquí. Está claro que los Galos no son los Celtas, pese a que los celtas se asentaron también en regiones francesas. Dicho comentario lo señalo porque Nostradamus nunca ha utilizado, hasta lo que hemos visto, una identificación doble para un mismo pueblo. Por tanto Los Celtas como ya hemos interpretado en anteriores cuartetas son los ingleses. Y por qué “la nación Celta temerá la hora”?.Temer la hora es indicativo de que dicha profecía, si el verso se relaciona con el primero, atañe a los ingleses de manera poderosa como para temer. ¿Se está refiriendo a la misma profecía del primer verso?.

Veamos esto a modo de análisis: Dentro del contexto en la cual está esa persona que es vejada mucho por gente galas, es una persona prisionera como para aguantar tamaño insulto. No hay nadie en términos políticos que haya sido vejado romano( italiano) por lo demás en términos políticos, pero en términos religiosos hubo dos Papas que sufrieron en carne propia los vejámenes de los franceses: Pío VI y Pío VII. Ambos fueron tomados prisi0oneros por los franceses. En el caso de Pío VI este murió prisionero. No así Pío VII que fue liberado tras la caída de Napoleón I. Vayamos A la historia una vez más:

Unos meses antes de que Pío VII resultara elegido, en noviembre de 1799, Napoleón Bonaparte se hacía con la magistratura de primer cónsul de Francia tras haber derrocado al Directorio mediante un golpe de estado. Las futuras relaciones entre los Estados Pontificios y Francia quedaban desde entonces en manos de estos dos hombres.

El nuevo Papa no albergaba una preconcebida indisposición hacia Napoleón ni se mostraba beligerante contra el orden político que el régimen francés pretendía instaurar en los países de su órbita. Cuando era sólo obispo de Imola y el ejército francés penetró en los estados del norte de Italia y Napoleón creó con ellos la República Cisalpina, Chiaramonti aconsejó no resistir al poderoso invasor y predicó el sometimiento a los recientes señores.

Su famosa homilía del día de Navidad de 1797 es clara en este sentido: el futuro Papa hace en ella profesión de fe en los enunciados democráticos del nuevo gobierno y mantiene que una constitución de esta tendencia política no está en contradicción con los principios de la Iglesia Católica. Tampoco Napoleón siguió las tendencias anticlericales de las primeras fases de la revolución. En su pragmatismo político tuvo bien presente que las creencias religiosas estaban muy enraizadas en el pueblo francés y que era provechoso para sus designios mantener una amistosa relación con los poderes eclesiásticos, en especial con el Papa de Roma.

Cabía, pues, esperar un entendimiento entre ambas jerarquías. Se produjo, en efecto, y quedó plasmado en el Concordato que Francia y la Santa Sede firmaron en 1801. El Papa había regresado a Roma y había vuelto a ocupar su trono en ella. De allí partió en 1804 hacia París para oficiar la coronación como emperador de Napoleón I; el pontífice se limitó a ungirlo, pues fue el propio Napoleón quien se coronó a sí mismo, seguramente recordando y no queriendo que se repitiesen las circunstancias en que fue investido emperador Carlomagno mil años antes. (“Terror Romano que interpretó augurio,”). Ese fue el terror que sumió a Pío VII cuando interpretó el propio augurio al ver a Napoleón ponerse a sí mismo la corona de emperador.

Las aspiraciones del nuevo emperador eran demasiado ambiciosas como para supeditarlas a una buena armonía con el príncipe de la Iglesia, por lo que la aparente avenencia entre ellos feneció tan pronto como la rígida postura papal supuso un estorbo en la estrategia imperial del Bonaparte. Fue, de un lado, la negativa de Pío VII en 1806 a sumarse al bloqueo contra Inglaterra que Napoleón quería imponer a las naciones continentales (“Pero nación Celta temerá la hora,”) y, de otro, la resistencia del Papa ante la permanente tentativa del emperador de controlar la iglesia francesa lo que provocó la violenta reacción de éste. Recordemos que los celtas son los ingleses para Nostradamus, y el hecho de convertirse en Emperador e intentar un bloqueo continental en contra de Inglaterra hacía que los británicos temieran su hora de algún modo. (“Pero nación Celta temerá la hora,”).
En 1809 se adueñó de los Estados Pontificios, los incorporó al imperio francés y retuvo a Pío VII como prisionero en Savona. Más tarde lo llevó deportado a Francia donde quedó reducido a cautiverio en Fontainebleau (“Por gente Gala mucho será vejado:”)
En marzo de 1814, tras una serie de fracasos militares cosechados por las armas imperiales y poco antes de que Napoleón se viera obligado a abdicar, el Papa fue puesto en libertad. Pudo regresar a Roma y hacerse cargo del gobierno de los territorios de pertenencia eclesiástica

Y el último verso nos dice: “Boreas, ejército demasiado lejos lo habrá empujado.”
Aquí Nostradamus hace mención del Dios griego Bóreas, era, en la mitología griega, el dios del frío viento del Norte que traía el invierno. Bóreas era muy fuerte y tenía un violento carácter a la par. A menudo era representado como un anciano alado con barbas y cabellos desgreñados, llevando una caracola y vistiendo una túnica de nubes. Su equivalente romano es el dios Aquilón.

Pausanias escribió que Bóreas tenía serpientes en lugar de pies, aunque en el arte se le solía representar con pies humanos calzados con coturnos. Como los otros tres dioses-viento (Céfiro, Euro y Noto), era hijo de Astreo y de Eos.

Por tanto cuando Nostradamus infiere “Bóreas, ejército demasiado lejos lo habrá empujado”. Se refiere al viento del Norte que asociado al Invierno. Si tomamos como base temporal el ungimiento de Napoleón como emperador , hecho acaecido en 18 de mayo de 1804,curiosamente un año antes de la batalla de Trafalgar, y 1809 como el año del inicio del cautiverio del Papa. Entonces, el último verso debe estar relacionado de alguna manera con años posteriores a 1809 y si más encima sumamos que “ejército” es el ejército napoleónico que “(irá) demasiado lejos lo habrá empujado Bóreas” ). Bóreas es indicativo de norte, por tanto al norte y demasiado lejos se refiere a la campaña de Rusia emprendida por el ejército de Napoleón Bonaparte. “Bóreas, ejército demasiado lejos lo habrá empujado”. Esto es en Junio de 1812. De hecho Aurora Boreal muy propia de las regiones Rusia, es u concepto que nace Bóreas. La cuarteta ha sido resuelta.


C
Dentro de las islas tan horrible tumulto,
Bien pronto no habrá más que bélica lucha,
Tan grande será de los predadores el insulto,
Que se vendrá a alinear en la gran liga.

Usualmente Nostradamus cuando habla “de las Islas” se refiere a las islas británicas. Pero eso lo sabremos más adelante. Aquí dice que dentro de esas islas habrá un feo, espantoso, pavoroso tumulto o grupo de personas. Luego agrega “ Bien pronto”, es decir no por mucho tiempo únicamente( “ no habrá más que”) un conflicto armado (“bélica lucha”).
El segundo verso dice: “tan grande será el insulto de los depredadores”. Detengámonos un momento aquí: Hay un insulto, agravio, ofensa que proviene de los depredadores. “Depredadores” está referido a saqueadores, devastadores, perjudiciales, etc Si Nostradamus habla en plural es que son muchos y si más encima habla de ´”bélica lucha”, es que se está refiriendo a un ejército en pocas palabras.

El último verso “que se vendrá a alinear en la gran liga” . Esta referido a las victimas por así decirlo de ese agravio de los depredadores. Dado el contexto de la cuarteta “ Depredadores” intuyo que tiene un aire de ejército foráneo, que no pertenece a los que son agraviados. Un ejército invasor.
Cuando Nostradamus habla de “la gran liga” está infiriendo una suerte de agrupación. Ya imagino de qué está hablando Nostradamus. vayamos a la historia de una vez:
.
irlanda confederada hace referencia al periodo de gobierno irlandés entre la Rebelión de 1641 y de la reconquista por Cromwell en 1649. Durante este tiempo, dos tercios de la isla estuvieron gobernados por la Confederación de irlandeses católicos, conocida también por Confederación de Kilkenny (por haberse gestado en la ciudad de Kilkenny). Durante las Guerras de los tres reinos, los enclaves restantes en las provincias de Ulster, Munster y Leinster fueron acogidos por ejércitos leales a los Caballeros Realistas de Carlos I de Inglaterra, por el Ejército Parlamentarista Inglés o por los escoceses conocidos como Covenanters. Los Confederados fueron derrotados por las Armadas inglesas en 1642–1649, (en un conflicto conocido como las Guerras Confederadas), y en 1648; se unieron a la Alianza Realista de Caballeros contra el Parlamento Rabadilla

La confederación católica comenzó a gestarse durante las secuelas de la Rebelión de 1641, ambas con el afán de controlar el alzamiento popular para organizar esfuerzos a efectos de promover la guerra contra los ejércitos británicos restantes que quedaban en la isla. (“Tan grande será de los predadores el insulto,”) Los irlandeses pensaron que de éste modo podrían hacer frente a la reconquista del país.

La iniciativa para formar la Confederación llegó por parte del obispo, Nicolás French y de un abogado llamado Nicholas Plunkett. Estos últimos expusieron sus propuestas para formar un gobierno compuesto de nobles irlandeses, tales como, el Vizconde de Gormanston, el Vizconde de Mountgarret y el Vizconde de Muskerry.

Dichos nobles comprometieron a sus propias fuerzas armadas con la Confederación, y persuadieron a otros rebeldes como ellos a unirse a la causa. Los miembros, hicieron juramento a la defensa de la religión católica, al derecho a tener su propio Rey y el derecho a la libertad de la isla de Irlanda. (“Que se vendrá a alinear en la gran liga”) La primera asamblea se llevó a cabo en Kilkenny en octubre de 1642, a ella asistieron los principales nobles, clérigos y señores reunidos juntos en la misma sala. Se formaron dos Cámaras: la Cámara de los Lores (nobleza y clero) y los Comunes (burguesía), con el abogado y político Nicolás Plunkett actuando como presidente. Los delegados insistieron en su lealtad a la corona. (“Que se vendrá a alinear en la gran liga”).

Por lógica de los hechos comentados esta cuarteta alude a la rebelión irlandesa de 1641 en sus dos primeros versos, luego, como Nostradamus habla de “gran Liga” esta se desarrolla en 1642. Dado que la campaña de Cromwell res posterior y a partir de 1649. Ello porque los acontecimientos en este contexto siguen un orden cronológico.

Veamos que pasó en Irlanda en la rebelión de 1641:

Los planificadores de la insurrección fueron un pequeño grupo de terratenientes, principalmente gaélicos, que procedían de la intensamente colonizada provincia de Ulster. (“Dentro de las islas “)De acuerdo a su estrategia, Hugh MacMahon y Conor Maguire debían apoderarse del castillo de Dublín, mientras que Phelim O'Neill y Rory O'Moore habrían de tomar Derry y otras ciudades septentrionales.

El plan, que se iba a ejecutar el 23 de octubre de 1641, dependía casi exclusivamente del factor sorpresa, debido al escaso poder militar de los rebeldes. Confiaban en controlar varios objetivos el tiempo suficiente para poder llevar a cabo sus demandas en el resto del país. De todos modos, el plan para aprovecharse sangrientamente de adquirir poderío, se vino abajo cuando las autoridades de Dublín fueron informadas del complot por parte de un protestante llamado Owen O'Connolly y arrestaron a Maguire y a MacMahon.

Mientras tanto O'Neill tomó con éxito varios fuertes en el norte de la isla, alegando que actuaba en nombre del rey. Todos estos eventos escaparon rápidamente al control de quienes los habían instigado. Las autoridades inglesas de Dublín sobrerreaccionaron a la revuelta, y la caracterizaron como «La conspiración más detestable y desleal efectuada por algunos papistas irlandeses afectados por el mal», y alegaron que pretendía «realizar una masacre general de todos los habitantes ingleses y protestantes».

Los ingleses respondieron enviando tropas bajo el mando de los comandantes Carlos Coote y William St Leger (ambos colonizadores protestantes) a zonas que se encontraban en poder de los rebeldes, en los condados de Wicklow y Cork respectivamente. Sus expediciones se caracterizaban por lo que el historiador moderno Padraig Lenihan ha llamado «brutalidad excesiva e indiscriminada contra la población católica general», causas que contribuyeron a provocar que ésta se adhiriese a la rebelión. (“...tan horrible tumulto,”)

Por otro lado, el desglose de la autoridad estatal en Ulster impulsó una nueva hornada de ataques generales de nativos contra ingleses. Inicialmente, los rebeldes no atacaron a los colonizadores escoceses, pero al continuar la rebelión, éstos se convirtieron también en blanco de ataques.
(“Dentro de las islas tan horrible tumulto,”).
Phelim O'Neill y otros líderes insurgentes trataron de parar los ataques, pero fueron incapaces de controlar a los campesinos locales. Una fuente católica contemporánea (aunque hostil), cuenta que O'Neill se esforzó en contener a la turba de los frecuentes actos salvajes de despojo y asesinatos que posteriormente perpetraron, y que también le dieron a su empresa un carácter odioso y, en opinión de sus compatriotas, como de extranjeros; pero que el curso de la rapiña, una vez en marcha, no debía ser interrumpido. (“Dentro de las islas tan horrible tumulto, Bien pronto no habrá más que bélica lucha”).

Durante meses se expandieron los alzamientos comunales por el resto del país. Muchos Lords católicos que habían perdido tierras o temían ser desposeídos de ellas, se unieron a la revuelta y participaron en las contiendas contra los colonizadores. Sin embargo, en este punto, las escaramuzas consistían mayoritariamente en linchamientos y saqueo de bienes que en asesinato.
El historiador Nicholas Canny escribe que, «la mayoría de los insurgentes parecían ansiosos por obtener una resolución inmediata de sus dificultades económicas, incautando las propiedades de cualquiera de los colonizadores». (“Bien pronto no habrá más que bélica lucha”).

Los ataques populares no finalizaban normalmente con pérdidas de vidas, los insurgentes no se proponían acabar con la vida de sus víctimas. De todos modos, siempre resultaban fatídicos puesto que los rebeldes se veían envueltos en confrontaciones cara a cara con personas que conocían desde hacía tiempo. Una ofensiva típica consistía en un grupo que sitiaba a una familia protestante, y les exigía a punta de cuchillo que entregasen todas sus pertenencias. Las matanzas ocurrían cuando los protestantes se resistían. (“Bien pronto no habrá más que bélica lucha”).
Las motivaciones populares para declararse en rebeldía eran demasiado complejas. Entre los nativos, existía el deseo de revertir las colonizaciones; se informó que los rebeldes de Ulster decían que «Las tierras eran suyas y que las habían perdido sus padres».[ ]Otro de los factores desencadenantes consistió en el agudo antagonismo hacia la cultura y la lengua inglesa, que había sido impuesta en el país. Por ejemplo, los rebeldes del condado de Cavan prohibieron el uso de la lengua inglesa, y decretaron que los topónimos debían reemplazarse por su nombre original en gaélico.

]Un tercer factor consistió en el antagonismo religioso. Los rebeldes se identificaron conscientemente como católicos y justificaron el alzamiento como medida defensiva contra la amenaza protestante que fomentaba la extirpación de la religión católica. Los rebeldes de Cavan declararon que «nos alzamos por nuestra religión porque colgaron a nuestros sacerdotes en Inglaterra».

El historiador Brian MacCuarta escribió que «Hace tiempo que la animosidad contra el clero protestante se basa en la imposición de la iglesia estatal, desde su creación hacía treinta años antes». La ferocidad irlandesa contra los protestantes estaba alimentada por la excepcional riqueza que poseía la iglesia en Ulster en la Irlanda contemporánea. También existían casos de pura violencia religiosa, en donde se atacó a nativos irlandeses que eran protestantes y donde también hubo colonizadores católicos que se unieron a la rebelión(“Bien pronto no habrá más que bélica lucha”).
Existe controversia en el número de colonos asesinados durante los primeros meses del alzamiento, por lo que es tema de debate Las primeras octavillas parlamentaristas aseguraban que habían perdido sus vidas alrededor de 200.000 colonos. De hecho, investigaciones recientes sugieren que el número es bastante más modesto, entre unos 4.000 aproximadamente, aunque muchos miles fueron expulsados de sus hogares Se estima que perdieron la vida alrededor de unos 12.000 protestantes en total, la mayoría de frío o de enfermedad luego de haber sido expulsados de sus casas y abandonados en la profundidad del invierno(“Bien pronto no habrá más que bélica lucha”).
A lo largo del país, y durante toda la rebelión, se intensificaron los ataques hacia los colonizadores. (“Dentro de las islas tan horrible tumulto,”).Al comienzo consistían en apaleamientos y saqueos, lo que evolucionó hacia incendios de hogares y expulsión de colonos, y finalmente en asesinatos - la mayoría en Ulster. (“Bien pronto no habrá más que bélica lucha”).
El historiador Nicolás Canny postula que en noviembre de 1641, se produjo una escalada de violencia tras un asalto rebelde infructuoso a Lisnagarvey, después del cual los colonizadores mataron a cientos de insurgentes capturados.

Canny escribió que, «el sangriento espíritu que tenían los colonizadores en vengarse cuando ganaron delantera en la batalla, parecía haber hecho tal profunda impresión en los insurgentes que, según comenta un declarante, la matanza de los ingleses podría estar fechada desde éste encuentro» Después de la batalla, los colonizadores de Portadown fueron tomados en cautividad y asesinados en el puente del pueblo.

En las cercanías de la parroquia de Kilmore, los irlandeses quemaron tanto a hombres como a mujeres y niños, hasta que murieron en las chozas en que los habían aprisionado. Recientes investigaciones han mostrado que fueron asesinadas alrededor de 1.250 personas, un cuarto de la población protestante del condado de Armagh, sólo durante los primeros meses de la rebelión.
Otra investigación moderna ha identificado tres puntos negros de matanzas de colonizadores en el condado de Tyrone, cerca de Kinard, siendo éste uno de los peores, donde en última instancia asesinaron a la mayoría de las familias británicas que se encontraban asentadas ahí.

Algunos historiadores modernos han debatido que las matanzas de 1641 tuvieron un poderoso impacto entre los colonos protestantes. La cuarteta esta liberada.